Archive for julio, 2010

Dos teatros chinos perdidos en la Lima del siglo XIX


            La inserción de las artes escénicas orientales en los espectáculos públicos del Perú del siglo XIX ha pasado casi desapercibida. A excepción de Rafael Hernández (1) y Fanni Muñoz, (2) los estudios sobre el teatro chino en Lima, nos descubren el rol de una actividad que teniendo un origen extranjero no europeo, contribuyó decisivamente en la inserción de una población inmigrante con pocas oportunidades de aceptación en una sociedad elitista y discriminadora como la limeña. En la siguiente nota señalamos la existencia de los dos teatros chinos más antiguos que existieron en la Lima del siglo XIX y cuáles fueron sus diferentes destinos.    

El Teatro de la calle del Rastro de La Huaquilla “Delicias” (3) 

            Este teatro estuvo ubicado en la calle del Rastro de la Huaquilla n°37 en los Barrios Altos. Al parecer este habría sido el primer teatro destinado a representaciones chinas, pues desde noviembre de 1870, diversas crónicas periodísticas mencionaban constantemente la existencia de un “teatro chino” sin enunciar un nombre específico. (4) Fue recién en diciembre de 1874 cuando aparece la primera referencia al nombre del teatro como tal, aunque haciendo alusión a la calle en donde estaba ubicado, es decir identificándolo como el teatro del rastro de la Huaquilla, así este teatro adquirió una significativa popularidad hasta que más adelante adoptó el nombre de teatro Delicias. (5)

            Este teatro, tuvo duras críticas por parte de las autoridades municipales y el público en general, pues sus condiciones arquitectónicas e higiénicas resultaban “peligrosas” para la ciudad. Así, fueron constantes las clausuras y aperturas del local. Hacia 1900 estaba en pleno funcionamiento, poco después pereció en un voraz incendio en 1912 (6) en el cual al no haber agua para apagar el incendio, lo dejo en escombros. Cuatro años más tarde, en octubre de 1916 gracias al esfuerzo de los comerciantes chinos el teatro chino fue re-edificado en el mismo lugar. (7)

            Durante los siguientes años, el teatro continuo su existencia con normalidad, hacia 1920 empieza a ser conocido como teatro Delicias y en adelante logra convertirse en espacio privilegiado para la colonia china, pues fue sede de las actividades de su cuerpo diplomático residente en Lima. Para 1928, es administrado por el empresario Federico Tong. Para 1929, según señala Cipriano Laos, este teatro es presentado con una edificación moderna, “el plan general del teatro es de los más conveniente, contando con todos los servicios y anexos capaces de dar cabida a grandes compañías teatrales”. (8) El teatro ofrecía funciones de cinematógrafo las cuales se efectuaban generalmente en las tardes, “vermouth”.

 

El teatro Odeón (9)

            El teatro Odeón fue mandado a construir en 1870 por el escritor Arnaldo Márquez, (10) estuvo ubicado en la calle Capón n°158, exactamente dentro de la popular casa Otaiza (11) y sobre lo que anteriormente había sido el conocido jardín Otaiza. (12) Tenía una capacidad para 1400 personas, fue inaugurado en mayo de 1872 por la compañía dramática italiana de Ernesto Rossi. (13) Durante los 6 primeros años de existencia, es decir desde su fundación hasta 1876, el teatro Odeón fue un escenario donde hubo entretenimientos propios de la sociedad limeña del momento. Allí se presentaron diversas obras teatrales, óperas italianas y bailes de máscaras. Al parecer durante ese tiempo el teatro no gozó de mucha popularidad entre el público limeño. (14)

            La quietud de este teatro fue interrumpida a comienzos de 1876 cuando fue alquilado a una compañía de comerciantes chinos integrada por Tay Vo Chang, Fung Elen, representada por Luis Otaiza, que solicito ante la municipalidad más de cien licencias para poner en escena numerosas piezas teatrales chinas. (15)  Permaneció en poder de los comerciantes chinos hasta, que, según señala Isabelle Lausent-Herrera, lo adquirieron en 1879. (16)

            Al parecer el teatro Odeón ofreció funciones teatrales desde 1876 hasta 1878 según aparece en la memoria de alcalde Pedro José Saavedra. (17) La clausura del teatro está vinculada con el incremento del precio de licencias que perjudico a los empresarios de este teatro. (18)

            Extinguido el teatro Odeón como escenario, el local siguió funcionando como sala de juegos, hotel y casa de inquilinato, en un estado antihigiénico. (19)  Para el 12 de agosto de 1892 el inspector de higiene Federico Galindo ordenó la  desinfección de las casa por las pésimas condiciones en las se encontraba, situación similar se repetiría en 1901. (20) En 1907 se informó que este antiguo teatro estaba convertido en una casa de inquilinato donde había salas de juego, cuartos de prostitución, fumaderos de opio, fondas, pastelerías y peluquerías. (21) Su destrucción se realizo durante la demolición del callejón de Otaiza años más adelante.

Notas

  1. Hernández, Rafael “El teatro chino en el Perú”. Revista fuera de cerco nº 2. 1987.
  2. Muñoz Cabrejo, Fanni Diversiones públicas en Lima. 1890-1920. La experiencia de la modernidad. Lima. Red para el desarrollo de las Ciencias Sociales. 2001.
  3. En la actualidad estaría ubicado en la 1era cuadra del Jr. Cangallo. Barrios Altos. Juan Bromley, Las Viejas Calles de Lima, 2005, Lima, Municipalidad Metropolitana de Lima, p. 117.
    1. El Nacional, 17 de Noviembre de 1870.
    2. El Nacional, 28 de Diciembre de 1874.
    3. Boletín Municipal, Nº 605, 1912.
    4. Variedades, 14 de Octubre de 1916.
    5. Laos, Cipriano Lima. La ciudad de los virreyes. (El libro peruano1928-1929). Lima. Patronato del Touring Club Peruano. Editorial Perú, 1929, p. 94.
    6. En la actualidad estaría ubicado en la 6ta cuadra del Jr. Ucayali.

10.  José Arnaldo Márquez, fue un escritor representativo de la corriente del nuevo teatro romántico, perteneció a la misma generación romántica que Ricardo Palma, Nicolás Corpancho, Luis Benjamín Cisneros y Carlos Augusto Salaverry. Denegri, Francesca El abanico y a cigarrera, la primera generación de mujeres ilustradas en el Perú.  IEP, Flora Tristán, Lima, 2004, p. 71.

11.  En 1866 todavía  existía el jardín de Otaiza. El Comercio del 8 de enero de 1866

12.  Archivo Histórico de la Municipalidad de Lima (en adelante AHML): Espectáculos Públicos, 23 de mayo de 1870.

13.  Gálvez, José Nuestra pequeña historia, UNMSM, Lima, 1966, p. 347

14.  AHML. Ramo de Espectáculos. 23 de mayo de 1870, 13 Septiembre de 1870, 13 de febrero de 1875.

15.  AHML: Espectáculos Públicos, 17 enero de 1876.

16.  Lausent-Herrera, Isabelle Sociedades y templos chinos. Congreso de la República del Perú, Lima, 2000, p. 52.

17.  Memoria de la administración municipal, 1877-1878. Lima, 1879, Imprenta de Masías Hermanos.

18.  AHML: Espectáculos Públicos, 27 de noviembre de 1877.

19.  Boletín Municipal, Nº 777, 1892.

20.  Boletín Municipal, Nº 832, 1892.

21.  Basurco, Santiago y Avendaño, Leónidas “Informe emitido por la comisión encargada de estudiar las condiciones sanitarias de las casa de vecindad en Lima”. primera y segunda parte, Ministerio de Fomento. Dirección de Salubridad. Boletín 3:4 y 5 Lima, abril y mayo de 1907, p. 58.

Odalis  Valladares Chamorro

Bachiller en Historia y Ciencias Sociales. UNMSM.

Actualmente prepara una tesis para la licenciatura titulada Inmigrantes chinos en Lima. Teatro, identidad e inclusión social. 1870-1930.

Anuncios

Leave a comment »