Posts tagged jesús urbano

Jesús Urbano Rojas, el más destacado retablista vivo del Perú


El Comercio.pe / Lima Sábado 11 de junio de 2011

Jesús Urbano Rojas, el más destacado retablista vivo del Perú
El huantino enseña, a sus 82 años, los secretos de su arte a jóvenes sedientos de tradición en su casa de Chaclacayo

(elcomercio.pe)LUIS SILVA NOLE

Sus manos tiemblan. Lo hacen desde mediados del 2001 cuando un derrame cerebral le paralizó medio cuerpo. Un tratamiento de poco más de un año y demasiada paciencia llevaron a Jesús Urbano Rojas de vuelta al taller, a continuar recibiendo premios, exponiendo obras y enseñando cómo hacer retablos.

A estas alturas de su vida, en su casa de Huampaní Alto, en Chaclacayo, eso último es lo que más motiva a este terco artista ayacuchano. El maestro Jesús, con 82 años a cuestas, se rebela contra el olvido, lejos de la medalla de la Orden del Sol en el grado de Caballero que recibiera en 1964: “De ellos depende que mi nombre no muera”, dice el retablista vivo más destacado del Perú, apuntando con la mirada a los cinco jóvenes a los que sábado a sábado imparte largas clases de memoria y habilidad artística.

El temblor de sus dedos no le impide al maestro, que aprendió casi todo del padre del retablo ayacuchano Joaquín López Antay, orientar, con voz de mando y ojo aguzado, el trazo del discípulo con el pincel. Tampoco calcular las proporciones exactas de yeso y papa blanca sancochada y molida que sus herederos mezclarán para dar a luz esas figuras coloridas y estilizadas que poblarán los cajones de San Marcos.

Raúl Cárdenas Cárdenas (34) es diseñador gráfico y, desde noviembre del año pasado, alumno del maestro Jesús en el cerro vecino del Colegio Mayor Presidente de la República, en Chaclacayo.

CLASES DE ANTROPOLOGÍA
Hoy, como cada sábado, Raúl y su novia, la secretaria Katy Calderón Vásquez (36), subirán a la casa-taller del maestro. “No se trata solo de retablos. Cada sábado es una clase de antropología. El maestro nos habla de las costumbres de los pueblos andinos, esas que tantas veces ha plasmado en sus retablos”, refiere Raúl.

“Los caminantes”, “Yunsa”, “Danzantes de tijera”, son algunos de los retablos de Urbano que se aprecian en las fotos del “Santero y caminante”, libro escrito en 1992 por Pablo Macera. El historiador consideró al huantino como coautor, porque se basó en los relatos de vida del retablista, primero arriero en la sierra y luego cargador de bultos en La Parada, pero siempre artista.

“Urbano Rojas ya no tiene sino el oficio, ya no maneja sino la forma […] de quien está no ya iluminado por la tradición”, escribió Arguedas para El Comercio el 30 de diciembre de 1962, en un artículo en el que ensalzó el tono religioso de la obra de López Antay.

Urbano, nombrado Amauta de la Artesanía Peruana por el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo y doctor honoris causa por la Universidad San Marcos, dice no guardarle rencor a Arguedas. “Él no entendió que el retablo evolucionaría”, aclara.

El maestro Urbano ha recibido premios internacionales, enseñado en colegios, en la Casona de San Marcos, ha expuesto en Europa, Asia y América, huyó de casa cuando niño por los maltratos de su padre, soportó –como recuerda– que López Antay se hiciera de rogar –“y me maltratara”– para enseñarle sus secretos, y fundó en su juventud una escuela de arte popular en Ayacucho, de donde salió en 1983 por la violencia terrorista.

En 1999, el historiador Cristóbal Aljovín diría que Urbano, quien vive de una pensión de gracia, fue un pionero al integrar “nuevos personajes que modificaron la configuración del cajón de San Marcos tradicional”.

“En el taller del maestro Jesús me siento libre y, a la vez, en casa”, dice la arquitecta Roxana Cáceres Chávez (32).

Víctor Díaz Chávez, ministro de Educación, señaló a El Comercio que hará gestiones para que Urbano enseñe su arte en el Colegio Mayor Presidente de la República. Por ahora, la cita es en Huampaní Alto.

Leave a comment »